Invertir en ahorro: todos ganamos con este modelo

Invertir en ahorro es una de las formas más inteligentes y eficientes de colaborar con el planeta. Lo que normalmente se pone sobre la mesa cuando hablamos de eficiencia energética, son los beneficios sociales que conlleva el consumo responsable de los recursos, pero es importante que también hablemos del ahorro personal que implica la tomad e conciencia y el cambio de algunos hábitos que, de una forma sencilla puede ayudarnos a mejorar nuestra economía

¿A qué nos referimos con invertir en ahorro?

Sabemos que tal y como esta planteado el sistema energético en nuestro entorno, a día de hoy, cuándo hablamos de medidas de ahorro en lo referente a la utilización eficiente de los recursos, sabemos que implica un gasto inicial que en algunos casos puede asustarnos un poco.

Sin embargo, todos los análisis coinciden en la rentabilidad de instalar, por ejemplo, bombillas led en nuestros hogares, que ayuda a conseguir una reducción interesante de las facturas de la luz. A nivel industrial ya empiezan a conocerse los beneficios de otras instalaciones tipo las placas solares o la energía eólica y la tendencia será que las ciudades caminen hacia una organización capaz de generar su propia energía, gestionarla de forma eficiente y almacenarla para uso futuro.

Nuestro proyecto Lecoist de inversiones ecológicas cumple también un papel interesante en el concepto de invertir en ahorro. En Lecoist se apoya económicamente proyectos destinados al ahorro energético con un modelo de crowd investment que implica que cada usuario que participa, recibe posteriormente beneficios económicos de su aportación. Un modelo que ayuda a mejorar la eficiencia de las instalaciones de fábricas, oficinas y espacios públicos y al mismo tiempo ayuda a ahorrar al ciudadano que participe. Son todo ventajas.

Y además, invertir en ahorro tiene unas ventajas alternativas que se suman a los beneficios sociales e individuales. Ayudamos a crear y fomentar la conciencia ecológica. Nos ayuda a reducir nuestra dependencia energética, colaboramos al cuidado del medio ambiente a la lucha contra el calentamiento global y el abuso de los entornos naturales, mejora la competitividad de nuestra economía e incluso podemos tener beneficios para la salud.

¿Te apuntas a invertir en ahorro?